Comunicado PST Internacionalista (25.02.2016): “Los 8 de Airbus” han sido absueltos, pero quedan muchos otros

La actividad sindical ha quedado proscrita en nuestro país de forma tácita; la legislación laboral que padecemos coarta la operatividad real de la representación de los trabajadores en las empresas, favorece la persecución y la “depuración” de sindicalistas y propicia el surgimiento de sindicatos corporativos y amarillos; a lo que hay que sumar las leyes directamente represivas contra la libertad de expresión y de manifestación, sin olvidar la corrupción presente en las centrales sindicales mayoritarias y la penosa actitud claudicante y desmovilizadora de sus direcciones.

El Comité Ejecutivo del Partido Socialista del Trabajo (PST) Internacionalista, en fecha 25 de febrero de 2016, decidió emitir el siguiente comunicado:

Comunicado PST Internacionalista de 25 de febrero de 2016. El PST Internacionalista celebra la absolución de “los 8 de Airbus”, sindicalistas por los que la Fiscalía pedía 8 años y tres meses de cárcel por el simple motivo de reivindicar sus derechos y los del conjunto de los trabajadores españoles durante la huelga general del 29-09-2010. Esta victoria conlleva dos enseñanzas; por un lado, demuestra la entereza de los compañeros acusados ante las calumnias y la represión de las que han sido objeto, así como la capacidad de respuesta por parte de la clase obrera organizada; pero, por la otra parte, vuelve a remarcar que la libertad sindical y el derecho de huelga siguen encontrándose seriamente dañados en España.

En efecto: son 300 los sindicalistas, activistas y trabajadores que están siendo procesados y más de 2/3 partes de ellos han sido ya condenados a penas de cárcel o a multas con un grave coste económico. El hecho de que el fiscal solicitara una condena para “los 8 de Airbus” que superaba cualquier otra antes dictada desde los tiempos del franquismo y la resistencia y movilización con las que se ha respondido a esta amenaza han intimidado al régimen capitalista y a su aparato estatal –sumido, además, en una crisis de desgobierno-, por lo que la sentencia ha acabado siendo favorable en este caso. Sin embargo, la represión contra el mundo del trabajo no ha cesado un ápice; cientos de compañeros continúan sufriendo el acoso de los tribunales y tanto el artículo 315.3 del Código Penal como la Ley Mordaza y la reforma laboral continúan vigentes sin que, por el momento, parezca que vaya a formarse una coalición gubernamental que pretenda eliminarlos verdaderamente.

La actividad sindical ha quedado proscrita en nuestro país de forma tácita; la legislación laboral que padecemos coarta la operatividad real de la representación de los trabajadores en las empresas, favorece la persecución y la “depuración” de sindicalistas y propicia el surgimiento de sindicatos corporativos y amarillos; a lo que hay que sumar las leyes directamente represivas contra la libertad de expresión y de manifestación, sin olvidar la corrupción presente en las centrales sindicales mayoritarias y la penosa actitud claudicante y desmovilizadora de sus direcciones. Por tanto, tan sólo nos queda hacer hincapié en que la necesidad de proseguir la lucha, pese a los condicionamientos expresados, puede constituir el revulsivo del que “los 8 de Airbus” son hito y ejemplo a la vez; su recuerdo y referencia serán ineludibles en los conflictos que todavía están por llegar.

Spanish Basque Catalan English Galician Portuguese
Sábado, 30 Mayo 2020
00:43:18

Agenda

Sin eventos

La Internacional

Audiovisual

  1. Video 1
  2. Video 2
  3. Video 3
  4. Video 4
  5. Video 5
  6. Video 6

Blogs destacados

Blogs destacados

¡Participa dándonos tu opinión!